María Virginia Volk en Querétaro, México

Maria Virginia Volk

Click para ampliar

La alumna de la Licenciatura en Turismo de modalidad a distancia de la UBP, María Virginia Volk, relata su experiencia sobre cómo es la vida en México y la posibilidad de estudiar allí. Cuenta sus vivencias como alumna de intercambio del TEC Monterrey (Instituto Tecnológico de Monterrey), cómo es el lugar y la hospitalidad del pueblo mexicano en general.

Experiencia personal

Siempre me preguntaba cómo sería la vida de otras personas, en otros países, su cultura, costumbres, modo de ser; Siempre me llamó mucho la atención, por eso me animé a inscribirme en el Internship que daba la UBP para ir México y decidí intentar vivir esa experencia.

Para inscribirme tuve que hacer muchos tramites, papeles, cartas, solicitudes, entre otras cosas para poder concursar, y por supuesto tener mi pasaporte vigente y cumplir con los requisitos que pedía el CRI.

Cuando me comunicaron que había sido elegida para hacer el intercambio, tuve que solicitar turno a la Embajada Mexicana que se encuentra en Buenos Aires, para adquirir la visa de estudiante (es gratis) para poder estar más de tres meses en el estado mexicano. Una vez cumplido este trámite y me dieran el turno tuve que también hacer muchos papeles y viajar a Buenos Aires por que la diligencia se hace personalmente.

Luego compré los pasajes de avión y el seguro de cobertura médica (es uno de los requisitos, solicitado por el Tecnológico de Monterrey)

Cuando llegue a México DF, tomé un colectivo (camión le llaman los mexicanos) en el mismo aeropuerto que nos llevó directamente hasta Querétaro. Este colectivo es de la empresa “Primera Plus” y nos salió menos de 300 pesos mexicanos.

En la Terminal de autobuses de Querétaro, llamé por teléfono a mi familia anfitriona para avisarle que ya estaba en la ciudad y ellos me fueron a buscar. En caso de que nadie pueda ir por ti, hay cabinas de taxis, donde tu tienes que avisar donde tienes que ir, ellos te cobran, te dan un recibo; tenés que ir a la fila de los autos y allí te designan el tuyo.

Los taxis cobran por distancias establecidas, desde la terminal o central camionera hasta el barrio (o colonia) tiene un costo. En caso de que hagas dos paradas el costo va a variar. Siempre ven la manera de extraer el mayor reditó posible, es allí donde tienes que ponerte un poco firme.

 

Vida académica en TEC

En el TEC tuve que pagar alrededor de 700 pesos mexicanos para permanecer legal en el país. Este proceso se encargó el abogado del Tecnológico de Monterrey, tuve que llevar al licenciado la respectiva suma de dinero, más mi pasaporte y mi declaración migratoria.

El Tecnológico de Monterrey es una universidad muy privilegiada en todo México, es una de las mejores, cuenta con instalaciones de primer nivel, las aulas son muy cómodas, caben pocos alumnos por lo que la enseñanza es más directa, cada una cuenta con proyector, pizarra para pluma (no tiza) y una computadora que la usa el profesor, la biblioteca es muy amplia y cuenta con espacios para estudiar, el gimnasio está muy bien equipado con numerosas maquinas, también hay salas de congresos, pileta de natación, cancha de fútbol, fútbol americano, tenis, muchas actividades culturales, bailes, escritura, dibujo, fotografía,  entre otros. Los horarios son estrictos e inquebrantables, si llegás 5 minutos tarde a una clase te computan como inasistencia.

Antes de llegar a México se te envía por mail el listado de materias a las que te podés inscribir, las escoges y reenvías un listado y allí se te acreditan. Yo hice eso pero las materias en las que me inscribí estaban con los cupos llenos (me enteré cuando estaba allá) y tuve en el momento elegir otras, que no me sirvieron para acreditar en mi carrera.

Una vez resuelto el tema de las materias se te da un listado con las clases, las aulas o salones, los horarios y docentes, en mi caso me dieron un listado muy extenso porque tenía que trabajar 8 horas diarias haciendo una práctica profesional, salía de trabajar y cursaba 2 materias, por lo que este proceso fue muy agotador, me quedaba muy poco tiempo para estudiar y conocer la gente y los lugares. De hecho, si me dieran a elegir no lo haría con práctica profesional solo cursaría materias.

Tanto los docentes como los alumnos y mis compañeras de PI (Programas Internacionales) te reciben cálidamente. Se preocupan por tu bienestar, fueron muy amables conmigo, pero en PI no realizaron conmigo un proceso de inducción del personal lo cual al principio me costó bastante el hecho de no saber bien que es lo que tenía que hacer.

 

Alojamiento

 En cuanto al alojamiento, el Tecnológico de Monterrey cuenta con una residencia de estudiantes, hay familias que hospedan estudiantes, hay cuartos y departamentos para alquilar sin familias. Particularmente mi beca cubría vivir con una familia anfitriona donde me brindarían alojamiento y comida, mi barrio (colonia lo llaman los mexicanos) era muy seguro y familiar y quedaba cerca de la universidad. Cuando podía me iba caminando o en colectivo. En Querétaro me movilizaba mucho en colectivo, al principio fue un poco tedioso, porque no hay carteles señaladores o una guía de colectivos que te digan las paradas, los números o letras, cuesta $6,50 y era un poco peligroso porque no respeta al peatón.

Intenten vivir cerca de la universidad, no se manejen solos y siempre pregunten, no se queden con un solo consejo cuando se trata de ir a un determinado lugar. Nosotros en Querétaro contábamos con un servicio de taxis seguros, no llamábamos a cualquiera y si parábamos uno desde la calle no íbamos solos.

 

El lugar: su gente y su cultura

 Querétaro es una ciudad colonial, cuenta con una pirámide prehispánica, además de grandes shoppings y centros comerciales modernos. Es una ciudad con mucha oferta académica, por lo cual la mayoría son jóvenes. También posee una zona industrial donde están instaladas grandes empresas.

Hay un sinfín de lugares preciosos entre ellos las Iglesias, dignas de ser admiradas. La devoción de la gente por sus creencias es algo contagioso y asombroso. En lo que al entretenimiento se refiere, el Parque Bicentenario Querétaro es una excelente opción de diversión. El parque se ubica al norte y es de fácil acceso tanto en automóvil como por transporte público.

La noche queretana tiene una amplia variedad: rodeos y corridas; antros (boliches) de cumbia, salsa, ranchera y de música internacional. También es muy común el tour de bares, el teatro y el cine. La ciudad está preparada para jóvenes que llegan desde todo México y desde el extranjero por ser una de las ciudades más seguras que hoy persiste en dicho país.

A pesar de que compartimos con México mucha historia, costumbres, idioma, hay muchos hábitos que cambian y hay que armarse de paciencia para tolerarlos. La comida es muy condimentada y picante por lo que uno tiene que de a poco acostumbrar el organismo y antes de comer tienen que preguntar qué es lo que lleva. También algunas palabras de mi vocabulario diario las tuve que cambiar.

Conocí ciudades como el DF, Guadalajara, Guanajuato, San Miguel de Allende, Chiapas, Puerto Vallarta, Oaxaca, Teotihuacán, parte de la Riviera Maya. Algunos los hicimos con la universidad (formaba parte de mi trabajo hacer todos los viajes y ser parte de la organización), y otros viajes los realizamos por nuestra cuenta. Cada Estado conserva sus tradiciones, hábitos, comidas, vestimenta y formas de hablar. Nadie duda a acercarse a hablarte sobre su pueblo o ciudad y de la historia que en él se encuentra.

Pidan mucha información cuando vayan a hacer una de estas experiencias, más en países tan inseguros como México que están tan azotados por el narcotráfico, no vayan a lugares que muchos dicen que puede ser peligroso. Nosotros contratamos excursiones y paquetes turísticos, pueden ser un poco más caros que armarlos por cuenta propia pero es más seguro.

 

Conclusiones

Por último, les quiero decir que realizar un viaje de intercambio realizó un gran cambio en mi vida, aprendí a conocerme más, a ver cómo son mis actitudes frente a problemas que surgían, a disfrutar mucho de la gente, me encariñé muchísimo con la familia que vivía, sigo en contacto con ellos porque para mí eran como mi verdadera familia.

Disfruten y tengan mucho cuidado donde andan y con quien andan, si tienen dudas consulten con alguien de confianza, y no dejen de hacer un viaje como estos porque son únicos e inolvidables, la gente que conocí muchos se han convertido en amigos y eso solo te lo regala la vida.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.