LA UBP POR EL MUNDO: José Luis Bianchi en Willamette, Salem Oregon

Bianchi, José Luis

José Luis Bianchi

El Lic. en Comunicación Audiovisual de la UBP, José Luis Bianchi, relata su experiencia sobre cómo es la vida en Oregon, Estados Unidos y la posibilidad de trabajar allí.
Cuenta sus vivencias como contratado de intercambio en la Universidad de Willamette, en Salem, cómo es el lugar y las costumbres del país norteamericano en general.
Experiencia personal
Respecto a la etapa previa a mi viaje, la Universidad se comunicó conmigo vía correo electrónico en varias oportunidades consultándome si aceptaba la interesante propuesta de viajar a Oregon.
Luego, fueron ellos los encargados de realizar los trámites de Visa y de la Embajada, dejando solo para mí tener que presentarme a la entrevista el día que ellos me informaron.
El pasaje lo saqué por mi cuenta y llegué al aeropuerto de Portland, lugar donde me buscaría gente de la Universidad. (Portland queda aproximadamente a una hora en auto de Salem).

Ahí conocí a algunos estudiantes que provenían de diversos países del mundo y la gran mayoría iban a estar en Salem por uno o dos semestres. Al llegar a Salem, me mostraron la Universidad y luego me llevaron hasta donde sería mi casa por los próximos 9 largos meses.
Mi lugar, era una casa dividida en varios departamentos que la Universidad poseía para los profesores extranjeros.

Vida académica en la Universidad de Willamette

Yo trabajaba para el Departamento de español pero también cursé como oyente algunas materias. Los cursos eran pequeños y no tenían más de 20 personas, muy similar a las clases en la Universidad Blas Pascal.
Cabe destacar que no me cruzaba mucho con los estudiantes ya que la mayoría de los alumnos vivían en el Campus de la Universidad y obviamente comían en los diversos comedores.
Hay un café donde se pueden comprar algunos sándwiches, pero es más un lugar de encuentro en las tardes y es informal, ya que a veces hay música en vivo. Luego está el comedor principal donde cenaba todas las noches, donde el único problema eran los horarios, de 16.30 a 19 (algo muy temprano para nosotros). Honestamente nunca pude adecuarme a eso ya que a las 21 o 22 ya estaba con hambre nuevamente por lo que hay tratar de mantener un equilibrio en este aspecto.
Además, hay un bar que abre solo hasta el mediodía donde se consiguen desde burritos, wraps, patitas de pollo, y ese tipo de comida “junk food”.
Para los amantes de la comida oriental, hay un restaurant japonés que tiene una gran variedad y no es caro, ya que costaba casi lo mismo que el resto de las cantinas de la Universidad.
En Willamette, pagaba mi meal plan que tiene diversas categorías. Esto es muy redituable para la Universidad ya que todos los que viven en el Campus no cuentan con cocina en los dorms. En mi caso, tenía cocina en casa por lo que organizaba cenas, tenía un supermercado a 2 cuadras del Campus lo cual facilitaba mucho mi organización. Hay un Mc Donald’s y un Subway a una cuadra y, para los mayores de 21, había un minisuper a dos cuadras de mi residencia que contaba con la mayor selección de cervezas de la ciudad.

Salem: la ciudad

La ciudad de Salem es la capital del Estado de Oregon pero es muy pequeña, viven solo 60.000 personas. No hace demasiado frío y en verano la temperatura no es demasiado alta, pero si muy húmeda. Llueve casi todo el tiempo y te imposibilita a realizar muchas actividades que con otro clima son ideales.
Cuando vean a todas las estudiantes con botas de goma entenderán a que se debe. Recomiendo que lleven un piloto y un paraguas.
Yo tenía el pase para el bus pero iba a todos lados en bicicleta, es más práctico y cómodo. La universidad te presta las bicis, con casco, candado y luces. Para quienes prefieran el bus la estación está en pleno centro, o sea, a 4 cuadras de la Universidad.
El centro de la ciudad es un poco deprimente, no tiene mucho más que un par de cafeterías y un mini mall. Los horarios de nuevo son un problema, los domingos los lugares de comida en su mayoría cierran a las 5 pm, salvo el Mc Donalds, un restaurant mexicano y un bar que queda enfrente de Willamette, que se alimenta de los estudiantes de la universidad. Los domingos de 19 a 23 tenía happy hour, donde la comida tenía un descuento del 50%.

Cultura “Yankee”

Que puedo contarles sobre la cultura americana que ya no sea de público conocimiento, pero puedo empezar diciendo que para quienes ya estuvieron alguna vez en USA les cuento que la costa oeste es muy diferente a la este.
Incluso, yo había estado viviendo 4 veces en la costa este, pero ésta es muy diferente. La gente y el modo de vida son mucho más informales y relajados, hasta en el modo de vestirse. Se dice que en la costa oeste los acentos son mucho menos marcados que en el centro o este del país. La gente en general es muy amigable y abierta a nuevas personas y culturas.
A Oregon lo llaman el estado mexicano debido a la gran cantidad de habitantes del país azteca, esto obedece a la oferta de trabajos rurales que ofrece.

Conclusión

Yo tuve la fortuna de viajar y mucho, si uno busca con tiempo puede conseguir ofertas ridículas en aéreos sobre todo. Lugares que no pueden dejar de visitar son:
En Oregon: Crater Lake (en lago más profundo de USA), Portland y toda la costa en general. Tiene paisajes bellísimos.
Cercano a Oregon está Seattle, y Vancouver en Canadá (vale aclarar que para visitar necesitan una visa).
Yendo al sur está California, con ciudades como Los Ángeles, San Francisco, San Diego. En el estado de Nevada tienen la ciudad de los casinos y los grandes hoteles, Las Vegas (no se los recomiendo por más de dos días).
Y alejándose un poco más, la ciudad que nunca duerme, New York. Yo conseguí un avión de Pdx (Portland) a JFK (NY) por 170 dólares, es cuestión de buscar y moverse.
Como conclusión debo decirles que si están pensando hacer un intercambio, que no lo duden. Y para aquellos que nunca lo hicieron no se arrepentirán, uno crece, madura y conoce cosas que de otra manera no sería posible.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.